McDonalds comienza el último año de la década de 2010 como una compañía crecientemente ecológica


En octubre, los locales de McDonald’s de Latinoamérica implementaron un plan para reducir casi 300 toneladas de plástico usado en sus procesos de servicio al público. Esta iniciativa viene a unirse a la campaña #ChaoBombillas, impulsada por el Ministerio del Ambiente, quien suscribió un convenio con la ONG Lonely Whale que busca reducir la contaminación de plásticos y evitar los perjuicios que este material ocasiona al medio ambiente.

El plástico proveniente de las bombillas con frecuencia termina en el mar, ya sea en esta forma o como micro-plástico, los cuales son severamente dañinos para la vida marina. Si bien aún no ha sido comprobado el daño que estos microplásticos pueden causar para la salud humana, sabemos que el material del cual se elaboran las bombillas, al ser pequeño y ligero, llega con mayor facilidad tanto al mar como a los estómagos de los animales marinos. Los microplásticos o partículas son absorbidas por el plancton, que luego es ingerido por las especies marinas, muchas de las cuales a su vez forman parte del consumo humano. Además las bombillas no son reciclables, lo que incrementa en gran medida su impacto ecológico.

Así, los McDonald’s chilenos están dando un paso extra, al buscar también la implementación de alternativas de ampolletas de consumo reducido. El presidente de Arcos Dorados, la franquicia de McDonald’s para Latinoamérica que es, también, la franquicia más grande de esta cadena en el mundo, señaló que la empresa está buscando mecanismos de utilizar su impacto para el beneficio de la sociedad y del ambiente, como parte de los nuevos objetivos globales de su plataforma Scale for Good. Entre las iniciativas anunciadas por la compañía recientemente se encuentran programas de primer empleo, nutrición infantil, empaques sostenibles y cambio climático, lo que les permitirá contribuir de manera más efectiva en cambiar los hábitos y los comportamientos de los consumidores hacia una sociedad más sostenible.

Al mismo tiempo, McDonald’s continúa también implementando cambios en otros aspectos, con nuevas posibilidades como la entrega a domicilio de McDonald’s, la utilización de pantallas táctiles de pedido para los servicios, e importantes cambios al menú, que han sido muestras de cómo la compañía continúa adaptándose a los cambios de la sociedad moderna. La siguiente década sin duda será una etapa emocionante para McDonald’s.

McDonalds comienza el último año de la década de 2010 como una compañía crecientemente ecológica

0 Comentarios
Yasna Araya
Yasna Araya
Periodista de la UChile, criada en VIA X. Rockera, ariana, amante de internet y un poco loca.